Inicio Cine Crítica: Dunkerque (2017)

Crítica: Dunkerque (2017)

84
0
Compartir
Cartel de Dunkerque

El director inglés Cristopher Nolan tiene ya una extensa y reconocida carrera llena de grandes éxitos, en la que ha cultivado géneros diversos. Ahora se presenta con una película bélica titulada Dunkerque (Dunkirk) basada en hechos reales sucedidos en 1940 en la playa de Dunkerque, Francia, en la que miles de soldados británicos y franceses, que habían quedado atrapados en la playa y rodeados por el ejercito alemán tras la invasión de Francia, fueron evacuados tras unos días angustiosos

Lo primero de todo, hay que decir que la película está dividida en tres tramas relacionadas entre sí y que acaban mezclándose: la de las tropas en la playa, la de un bote que se dirige a Dunkerque y los aviones ingleses que luchan contra las fuerzas aéreas alemanas. Ya desde el principio pone en situación al espectador, dejando claro la estructura de la cinta. De nuevo, Nolan vuelve a usar el recurso del exceso de explicación, propio de otras de sus películas. Esta estructura aporta posibles distintos puntos de vista ante la misma situación y horrores que se viven en la guerra.

En este film, Nolan utiliza más lo visual que en el resto de sus películas. Prefiere transmitir más a partir de las imágenes y el sonido que mediante los diálogos; de hecho, estos son muy escasos, es casi muda. Sin embargo, consigue transmitir muy bien los sentimientos de miedo, pánico y claustrofobia que viven muchos de los soldados allí presentes. El ruido de los disparos, el sonido de las hélices de los aviones, el impacto de los buques al hundirse; todo esto hace que sintamos lo que sienten los protagonistas sin necesidad de muchas palabras. La fotografía es inmejorable, y es especialmente destacable el trabajo de Hans Zimmer, habitual compositor de otras cintas de Cristopher Nolan, que con la música ayuda magistralmente a crear una atmósfera de angustia y claustrofobia, todo sensación sonora: el sonido del mar, los motores de los aviones, el ritmo de las agujas del reloj… producen la tensión necesaria para mantener la atención y llevar al espectador a sentir la encerrona que se vivió en esa playa.

Es cierto que, dejando de lado todos estos detalles, nos damos cuenta que la trama resultante es bastante simple. La existencia de tantos personajes y la forma en que está narrada hace que no se profundice demasiado en ellos, lo que evita que empatizemos pese a compartir con ellos su sufrimiento. A pesar de que tenga un buen reparto, de caras bastante conocidas, y haya buenas actuaciones, hay algunos que están bastante desaprovechados, como es el caso de Tom Hardy o Cillian Murphy.

En conclusión, Dunkerque es una gran película de cine bélico, es entretenida y está muy bien filmada. No es ni de lejos esa obra que dicen algunos, ni es la mejor película bélica, por encima de Apocalipsis Now, Platoon o Salvar al soldado Ryan; pero sin duda es de los filmes más interesantes de este año.

PUNTUACIÓN: 7,5/10

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here