Inicio Críticas Sense8, la orgía de culturas vuelve a Netflix

Sense8, la orgía de culturas vuelve a Netflix

107
0
Compartir

Dos largos años después, los queridos sensates de Netflix han vuelto. Y menuda forma de volver. Habíamos tenido un anticipo con el especial de navidad del año pasado que nos marcaba la ruta para empezar esta segunda temporada. Sense8 gira alrededor de ocho desconocidos de diferentes partes del mundo que, tras experimentar la trágica muerte de una mujer a través de una especie de visiones, descubren que están tanto mental como emocionalmente conectados. Una conexión a través de la cual se pueden comunicar, sentir o compartir sus conocimientos y habilidades. Mientras indagan en el por qué y los cómos de su conexión, un hombre llamado Whispers intenta capturarlos a través del mismo poder telepático. En esta segunda temporada la serie pega un vuelco total, expandiendo toda la mitología presentada en la primera tanda.

La sensates ya son una comunión. Tras la curva de aprendizaje de sus personajes en la primera temporada, su potencial como grupo es cada vez mayor. Es más, el grupo pasa más tiempo junto que separado, aunque eso no impide que sigamos avanzando en sus tramas personales. La mitología de la serie se vuelve más densa. Otros clanes aparecen y nuevas amenazas aparte de Mr. Whispers se ciernen sobre ellos. El origen de los clanes comienza a estar cada vez más claro, a vislumbrarse. Las pequeñas pistas y resoluciones se dan capítulo a capítulo. La temporada va a más con cada episodio, hasta llevarnos a un clímax final adrenalínico.

Sense8 tiene detrás un trabajo de trama impresionante en este aspecto. Las hermanas Wachowski y Stracinsky han tejido una aventura a largo plazo. Eso se nota en el nivel de detalle, que hacen de esta serie una narración de un nivel desorbitado. Política, identidad, sexualidad, diversidad, problemas de género, religión… Todos los temas universales son tocados dentro de esta serie de ciencia ficción. Eso sí, sin perder nunca su sello personal y estético. El proceso de hacer Sense8 es laborioso, con miles de kilómetros de viajes y horas de rodaje. Aunque eso se nota en el resultado final, ya que los actores hacen comunión. Basta seguirlos por las redes sociales o con vídeos tras las cámaras. La estética de videoclip, la música tan bien escogida y las escenas que nos levantan de la silla siguen estando totalmente presentes. El color, el caos y los grandes paisajes están de vuelta para inundar nuestras retinas.

Todo lo que nos enamoró en la primera temporada vuelve a estar presente. Quizás incluso en mayor medida. La acción se dispara en el tramo final de la temporada para dejarnos con la miel en los labios. Con ganas de más, de mucho más. El elenco actoral sigue rayando a gran altura. Mi sorpresa sigue siendo Miguel Ángel Silvestre, que está aún mejor en esta segunda. Su personaje, Lito, combina drama y humor de una forma impresionante. Sun y Riley siguen siendo mis personajes favoritos, sus historias son las que más me atrapan. Fuertes, complejas y emocionales. Noomi y Wolfgang son los que cuentan con los mejores secundarios. Amaanita es la clave en la historia de Noomi y el compañero de Wolfgang, otro tanto. Sigo sin conectar con Kala y sus dramas o con Will, pero eso ya es problema mío. Mi única pega a la temporada es la obligada salida de Aml Ameen. El “nuevo” Capheus me sigue resultando bastante extraño en pantalla.

Sense8 (imagen: Netflix)

La base de Sense8 continúa siendo el mensaje de comunión y libertad que transmite. La raza humana es mejor junta que separada. De nada sirve odiar o apartar a los que te rodean. Estar juntos nos hace más inteligentes y poderosos. Sense8 nos habla de las decisiones de las personas, de las diferentes sociedades, de los estilos de vida, de los escollos que te puede tirar el mundo a la cara. Sense8 es un drama humano, por encima de una serie de ciencia ficción. No todo va a ser acción y avanzar en la trama. Las pausas, los momentos de reflexión y los excesos sexuales son marca de la casa. Sin ellos esto no sería Sense8. Han sido 11 capítulos (si contamos el especial de Navidad) que mejoran a su predecesora temporada. Ojalá sigamos conectados mucho más tiempo a nuestro clan favorito.

Título original: Sense8

Año: 2017

Capítulos: 11 Duración: 60 min.

Director: Lana Wachowski, J. Michael, Tom Tykwer, James McTeigue, Dan Glass

Guion: Lilly Wachowski, Lana Wachowski, J. Michael Straczynski

Música: Johnny Klimek

Fotografía: Danny Ruhlmann, John Toll

Reparto: Jamie Clayton, Naveen Andrews, Miguel Ángel Silvestre, Brian J. Smith, Terrence Mann, Daryl Hannah, Tuppence Middleton, Doona Bae, Freema Agyeman, Alfonso Herrera, Tina Desai, Max Riemelt, Erendira Ibarra, Raúl Méndez, Adam Shapiro, Ness Bautista, Joe Pantoliano, Nicôle Lecky, Naveen Andrews, Sara Sohn, Anupam Kher, Ari Brickman, Irene Azuela, Arnoldo Picazzo, Marco Treviño

Productora: Georgeville Television / Studio JMS / Netflix

95/100

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here