Inicio Estilo de Vida El drama de estas fechas: ”¿Nos ponemos tacones?”

El drama de estas fechas: ”¿Nos ponemos tacones?”

137
0
Compartir
tacones
Imagen: bangsako.com/

Hay mujeres que basan su seguridad en una autoestima alta, vestir bien o tener un buen trabajo. Otras, en algo tan sencillo como usar tacones

Llega la Navidad. Se aproximan esas temidas fechas en las que muchos se encuentran ante el mismo problema: qué vestir. Parece que todo el mundo se pone de acuerdo con el estilismo. Llega el mayor drama: ‘’ ¿nos ponemos tacones?’’

Sí, hablo de esa prenda que, probablemente, no falte en el armario de cualquier mujer. Hablo de esa prenda que se puede usar en muchas ocasiones y sentirte igual de cómoda; como si de un zapato plano o deportivo se tratase. Hablo de esa prenda que tan bien sienta y combina con todo, ya se trate de zapato abierto, botas o botines. Lo más importante en el caso de decidir usarlos, es la comodidad.

Sin embargo, el uso de tacones demasiado altos puede afectar a tu salud.

Algunas de las ventajas que tienen los tacones:

  • Estilizan la figura. Unos tacones adecuados con tu altura, hace que luzcas un tronco y piernas más refinadas.
  • Acentúan tus curvas.
  • Logran reflejar tu personalidad y te dan autoridad suficiente para intimidar a los demás.
  • Pueden ser el accesorio perfecto para crear un look más formal.

Desventajas que hay que tener en cuenta:

  • Un tacón demasiado alto puede ocasionar problemas de espalda.
  • Usarlos con una alta frecuencia puede afectar negativamente a tu columna vertebral.
  • Si caminas incorrectamente o con un tacón al que no estás acostumbrada, corres el riesgo de lastimarte cualquier músculo e incluso hueso.
  • Frecuentarlos, con el tiempo, puede conducir a la aparición de venas varices.

En definitiva, si decides usar tacones estas Navidades, intenta combinar un zapato alto con uno plano. Y ten en cuenta que el Colegio de Podólogos de Andalucía recomienda que este cambio se realice de forma progresiva. Recuerda que los tacones de aguja son los más inestables y perjudiciales para la salud, mientras que los más anchos y con más plataformas, siempre que pesen poco, lo son en menor medida. La cuña no superior a cinco centímetros o con una plataforma adecuada es la más cómoda.

No obstante, nunca te dejes guiar por los estereotipos. Usa siempre lo que te haga sentir más cómoda y sé tu misma pase lo que pase.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here