Inicio Opinión Planta cara a la ansiedad

Planta cara a la ansiedad

236
0
Compartir

La ansiedad puede llegar a incapacitarnos. Aprende a controlarla y recupera las riendas de tu vida para que vuelvas o empieces a sentirte bien

La ansiedad ocupa los primeros puestos en el ranking de los motivos de consulta en mi despacho, al igual que en el de la mayoría de profesionales de la psicología. El estrés, las fobias, los problemas de pareja, familiares, sexuales, la toma de decisiones, etc. son situaciones que desencadenan una respuesta de ansiedad incontrolable y desproporcionada en cuanto al factor que la produce.

En este caso, hablamos de una emoción normal y adaptativa, relacionada con ponernos alerta y con la supervivencia ante un posible peligro real o imaginario. Pero cuando esta respuesta es desproporcionada, incontrolable e incluso irracional, nos encontramos ante un caso de ansiedad.

Cuando esa ansiedad nos bloquea o nos incapacita, dejamos de controlar nuestras reacciones y respuestas dejándonos llevar por esas sensaciones de ansiedad. En la mayoría de casos, la ansiedad nos controla a nosotros y nos quedamos a su disposición.

Podemos aprender a controlar la ansiedad.

¿Cómo plantarle cara? Recomendaciones básicas:

Elige cómo reaccionar. Antes de responder, párate a pensar: ¿Las cosas son así o las estoy interpretando de forma errónea? ¿Qué alternativas hay? ¿Cuál es el modo más adaptativo de responder?

Aprende a respirar bien. Más del 90% de nosotros respiramos mal, de forma superficial e incompleta. Aprender a respirar bien, lo que conocemos como respiración diafragmática, y aplicarlo día a día ayuda a mantener la calma, sobre todo en situaciones de ansiedad.

Aprende técnicas de relajación. Igual que ocurre con la respiración, practicar técnicas de relajación nos permite afrontar con más calma y de forma más realista todo lo que nos ocurre con la ansiedad.

Practica hábitos de vida saludables. Dormir las horas necesarias para descansar y reponer fuerzas, tener una alimentación saludable y realizar ejercicio físico mejor nuestra salud física, pero  también la mental.

Céntrate en el aquí y ahora. Aprende a vivir en el presente para que las experiencias pasadas o posibles vivencias futuras no te impidan disfrutar del aquí y ahora. Practicar Mindfulness puede ser altamente positivo.

Las aquí expuestas son recomendaciones básicas para manejar la ansiedad, pero cuando esta es muy incapacitante, la mejor recomendación siempre es buscar ayuda psicológica. Trabaja por tener el control de tu vida para que ese control sobre ti no lo ejerza la ansiedad.

Fotografía: Pixabay.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here