Inicio Series Crítica: ‘Fleabag’, la serie donde no existen los filtros

Crítica: ‘Fleabag’, la serie donde no existen los filtros

181
0
Compartir
20160520_fleabag_ep02_varley_F8A5007.dng

La dramaturga británica Phoebe Waller-Bridge escribe y dirige Fleabag, una adaptación en seis episodios de escasa media hora sobre su exitosa obra de teatro. Tanto en la serie como en la obra de teatro, Phoebe escribe, interpreta y firma el guion al completo. Gracias a Amazon Prime Video podemos disfrutarla en su plataforma online desde septiembre de 2016.

Fleabag se centra en la vida de una treintañera que va contando su día a día, sus inquietudes tanto personales como laborales, sus experiencias amorosas y sexuales, así como las interacciones con sus hermana, padre y madrasta. Todo ello con unas dosis de cinismo e ironía que se salen de toda regla, sin ningún filtro y sin pelos en la lengua. Ella es destructiva y caótica, solo intenta sobrevivir a lo que la vida le ha presentado.

La dramedia es un género complicado dentro del mundo televisivo. Equilibrar la balanza no siempre es fácil. Phoebe lo consigue haciendo al espectador partícipe, hablando directamente a cámara o dejando guiños de diferentes tipos y gustos. La magia de Fleabag reside además de en su encanto, en todo lo que esconde. Poco a poco nuestra protagonista se ira destapando, sus pensamientos irán siendo más claros y conoceremos los motivos de su actual crisis de identidad.

Fleabag es una serie que se atreve con todo. No duda en meterse con el feminismo o con alguna supuesta forma de vida llamada moderna. No teme a los juicios sociales, habla sobre el derecho a la libertad de decidir en su vida o expone diferentes experiencias sexuales sin tapujos, así como su insatisfacción con algunas de ellas. Phoebe Waller-Bridge está inmensa, se mete en la piel del personaje como si fuera ella misma, y se convierte en el centro total de la narración.

Pocas series he visto en las que el filtro sea tan bajo, o casi nulo. Quitando las Girls de Lena Dunham y quizás Sexo en Nueva York, poco más se me viene a la cabeza. Aunque Fleabag está más emparentada con la primera que con la segunda. La serie se distancia del típico humor británico tan teatralizado para depositar su peso en una comedia a medio gas, donde disfrutamos de la complicidad con su protagonista, pero no deja de ser dura y cruda por dentro.

 

Uno de los puntos claves son sus secundarios, sin ellos no entenderíamos a nuestra Fleabag. Su padre, interpretado por Bill Patterson, regala momentos incómodos en pantalla con una hija con la que no sabe que hacer. Su madrastra, interpretada por Olivia Colman, nos da esos momentos donde saltan chispas. Y los mejores llegan con su hermana Claire, interpretada por Sian Clifford, donde la relación es más que complicada.

Lo bueno es que tendremos más Fleabag. La actriz debe compaginar su trabajo en el spin-off de Han Solo con la escritura y grabación de nuevos episodios. Espero tener más de nuevo pronto, aunque aún no barajamos fechas. Necesito más dosis de ese humor descarnado, situaciones comunes, dramas de la vida y medias sonrisas para llevar todo mejor. Esa ironía y mordacidad dolorosa tan necesaria para superar nuestras vidas, nuestros fantasmas. Vuelve pronto Fleabag.

  • Título original: Fleabag
  • Año: 2016, País: Reino Unido
  • Capítulos: 6, Duración: 27
  • Director: Harry Bradbeer, Tim Kirkby
  • Guion: Phoebe Waller-Bridge
  • Música: Isobel Waller-Bridge
  • Fotografía: Tony Miller, Laurie Rose
  • Reparto: Phoebe Waller-Bridge, Sian Clifford, Bill Paterson, Jenny Rainsford, Ben Aldridge,Olivia Colman, Jamie Demetriou, Brett Gelman, Hugh Skinner, Sarah Daykin,Hugh Dennis, Olivia Gray, London Hughes, Ty Hurley, Daniella Isaacs, Sophie Karl
  • Productora: Two Brothers Pictures

Puntuación: 85 / 100

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here